Inicio > Bioética y Derecho Sanitario > El consentimiento informado en las pruebas diagnósticas o terapéuticas: ¿la información por el solicitante o por el realizador? Mejor los dos.

El consentimiento informado en las pruebas diagnósticas o terapéuticas: ¿la información por el solicitante o por el realizador? Mejor los dos.

17 de noviembre de 2010 Deja un comentario Go to comments

El problema del consentimiento informado en las pruebas diagnósticas y terapéuticas no lo tenemos resuelto completamente. Cuando se obtiene por escrito, en unas ocasiones aparece el médico solicitante de la prueba y en otras el médico realizador de la misma como responsable de la información. En la mayoría de las ocasiones no se plantean problemas pero, en ocasiones, especialmente en las pruebas radiológicas en las que es necesario administrar contraste y en las pruebas digestivas endoscópicas, se han planteado algunos conflictos importantes que han repercutido en la asistencia a los pacientes.

El consentimiento informado está regulado en la Ley 41/2002:
– Se define como “la conformidad libre, voluntaria y consciente de un paciente, manifestada en el pleno uso de sus facultades después de recibir la información adecuada, para que tenga lugar una actuación que afecta a su salud”.  Es importante señalar que el consentimiento informado no es un documento, sino un proceso donde la información debe ser ofrecida de forma continua, que a veces puede quedar plasmado por escrito, y que persigue asegurar una información adecuada que permita al paciente participar en la toma de decisiones y respaldar la actuación de los profesionales. Esta información es el aspecto fundamental del consentimiento informado y debe contener (art. 10) el motivo por el que se realiza el proceso diagnóstico o terapéutico y los riesgos o consecuencias seguras y relevantes, los riesgos personalizados, los riesgos típicos, los probables y las  contraindicaciones.
– El consentimiento “será verbal por regla general” pero lo será por escrito en “intervenciones quirúrgicas, procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores y, en general, en la aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente” . Aunque no lo especifica la Ley, existe la costumbre de considerar a las pruebas diagnósticas con administración de contraste como una prueba diagnóstica invasiva, lo cual, desde mi punto de vista, es discutible.
– La persona que ha de facilitar la información también está especificada (art. 4.3):  “el médico responsable del paciente le garantizará el cumplimiento de su derecho a la información. Los profesionales que le atiendan durante el proceso asistencial o le apliquen una técnica o un procedimiento concreto también serán responsables de informarle”.

La Ley 5/2010, de 24 de junio, sobre derechos y deberes en materia de salud de Castilla la Mancha, también regula el consentimiento informado:
– Se pronuncia en los mismos términos que la Ley 41/2002 en cuanto al contenido y carácter del mismo, a la necesidad de que sea consentimiento escrito en determinados casos (similares a la anterior) y la necesidad de que se haga con tiempo suficiente.
– Pero es más ambigua, si cabe, a la hora de especificar quiénes son los responsables de facilitar la información y de firmar los consentimientos escritos. Para facilitar la información especifica que “será el personal sanitario responsable de la asistencia, el que practique la intervención o aplique el procedimiento”. En este caso, también desde mi punto de vista, la conjunción “o” es la que mantiene el problema sin resolver.
– Por otro lado, también especifica esta Ley que uno de los requisitos del contenido de los consentimientos informados escritos es la “firma del profesional sanitario responsable del procedimiento”, sin más especificación y que vuelve a sembrar la discordia, pues en este caso parece más enfocado hacia el médico que realiza la prueba y no hacia el médico que la solicita.

Aunque parece lógico que la información debería ser suministrada por la persona que realiza la técnica diagnóstica o terapéutica, el hecho de que se incluya en un lugar preponderante al “médico responsable”, hace que la obligación sea de ambos, es decir, del médico responsable y del que realiza la prueba. Para algunos es excesiva la obligación que se hace recaer sobre el médico responsable al no poder garantizar una información completa de determinadas técnicas diagnósticas o terapéuticas que no realiza él mismo. Pero, en cualquier caso, antes de solicitar una maniobra diagnóstica y terapéutica a un paciente, su médico responsable debería informarle, en términos generales, de la naturaleza y características generales de la misma, porque es en ese momento cuando se necesita que el paciente sea informado de eso mismo para poder solicitar la prueba o no solicitarla en caso de que el paciente se niegue a su realización.

Dadas las características de nuestra Organización y por problemas múltiples y frecuentes en la obtención del consentimiento informado para la realización de pruebas radiológicas consideradas invasivas, desde la Dirección Médica de nuestro Centro se dictó una Normativa en la que se hacía constar la obligación de los médicos solicitantes de pruebas radiológicas de obtener los documentos de consentimiento informado de aquellas pruebas que lo necesitasen, documento que debería llevar el paciente el dia de la cita, y también la obligación del médico realizador de informar de todos aquellos detalles o dudas que que presentara el paciente antes de realizar la prueba.  Sabemos que esta normativa no soluciona todos los problemas que plantea el consentimiento informado, que, por otro lado, son comunes a todos los Centros Sanitarios, y por eso estamos poniendo en marcha otras actuaciones para regularlo lo mejor posible. Entre estas actuaciones se encuentran la solicitud al Comité de Bioética de nuestro Centro de que se pronuncie en este problema, la necesidad de incorporar el documento de consentimiento informado en la petición antes de la cita y la doble firma (médico solicitante y médico realizador de la prueba) en los documentos de consentimiento informado.

Estamos teniendo muchos problemas para poner en marcha todas las iniciativas comentadas. ¿Alguna ayuda?

 

 

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: