Guías de Práctica Clínica

Francisco Medrano
Ultima actualización: 15 de febrero de 2013

La información proporcionada en esta página está dirigida a estudiantes de Medicina, médicos y otros profesionales sanitarios. Si se utiliza por pacientes u otros visitantes debe tenerse en cuenta que la información obtenida sólo servirá para complementar, no para sustituir, la relación que existe con sus médicos.  

Introducción

Las guías de práctica clínica son un conjunto de recomendaciones desarrolladas de forma sistemática para ayudar a tomar decisiones sobre la atención sanitaria más adecuada en determinados problemas de salud o condiciones clínicas específicas, que sirven para reducir la variabilidad y mejorar la calidad de la práctica clínica. 

Se introdujeron en 1990 por el Instituto de Medicina norteamericano. En sus orígenes se aceptaron como sinónimo de los protocolos clásicos, pero posteriormente se diferenciaron por considerarse herramientas más modernas y con más ventajas. Los protocolos clásicos estarían basados en el consenso, se habrían desarrollado unidisciplinariamente, con ámbito de aplicación local y elaborados por los profesionales implicados. Las guías de práctica clínica estarían basadas en pruebas científicas (“evidence”), se desarrollarían multidisciplinariamente, con ámbito de aplicación más general, solo podría existir una guía para cada problema de salud y serían elaboradas por las instituciones de tecnología sanitaria. En la práctica, los protocolos y guías de práctica clínica presentan características mezcla de las anteriores: cualquier protocolo elaborado en la actualidad debe apoyarse en pruebas científicas y suelen ser multidisciplinares, al margen de que puede intentarse la revisión del mismo para que se aproxime a las características que debería tener para ser considerado una guía de práctica clínica, al menos su apoyo en las pruebas científicas, la elaboración multidisciplinar y que incluya indicaciones precisas que faciliten la adopción de decisiones por parte de los profesionales.

Durante los últimos años han proliferado de forma tan importante y su calidad es tan irregular que distintos autores han llamado la atención sobre este hecho, e incluso han diseñado “guías para realizar guías clínicas”, en cuyas recomendaciones se incluyen la identificación de las decisiones importantes y sus consecuencias, la recogida de las pruebas científicas que avalan las decisiones, la especificación de los autores y patrocinadores, la fecha de elaboración y revisión y sobre todo el grado de “evidence” científica en el que se basa cada una de las recomendaciones (Jackson R el al, BMJ 1998Hibble A et al, BMJ 1999).

En nuestro país, en el año 2006 se puso en práctica un Programa de Guías de Práctica Clínica  en el Sistema Nacional de Salud, cuya producción se encuentra en el Portal web de Guía Salud (www.guiasalud.es).

En este apartado incluimos aquellas Guías de práctica clínica que incluyen al menos los siguientes apartados: identificación de autores, fecha de elaboración (e idealmente caducidad de las recomendaciones), bibliografía en la que se apoyan las decisiones y grado de “evidence” científica de cada una de las recomendaciones.

Guías de práctica clínica promovidas por grupos o instituciones:

– Proyecto Guía Salud (catálogo de GPC para profesionales del SNS español)

– HSTAT.(Health Services Technology Assessment Text)

– ACP-ASIM Guidelines (produced by the American College of Physicians-American Society of Internal Medicine). Enlace proporcionado por María Melero.

– Orlando Regional Medical Center. Surgicalcriticalcare.net. EBM Guidelines. Enlace proporcionado por María Melero.

– ICSI (Institute for Clinical Systems Improvement). Enlace proporcionado por María Melero.
– Guidelines and Protocols (British Columbia Ministry of Health).
– SIGN (Scottish Intercollegiate Guidelines Network)
– National Institute for Clinical Excellence. Clinical Guidelines. Del NHS, UK.
– Practical Tools for Quality Improvement in Primary Care. ScHARR School of Health and related Research (University of Sheffield).
– Practical Tools for Quality Improvement in Primary Care. ScHARR School of Health and related Research (University of Sheffield).
– Practical Tools for Quality Improvement in Primary Care. ScHARR School of Health and related Research (University of Sheffield).
– New Zeland Guidelines Group
– Clinical Guidelines eMJ (The Medical Journal of Australia)
– Guías de Práctica Clínica del Instituto Catalán de la Salud

Guías de práctica clínica por especialidades:

– Guías de Práctica Clínica en Gasteroenterología del Programa de “Elaboración de Guías de Práctica Clínica en Enfermedades Digestivas, desde la Atención Primaria a la Especializada”, proyecto compartido por la Asociación Española de Gastroenterología (AEG), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y el Centro Cochrane Iberoamericano (CCI).

– British Society of Gastroenterology Clinical Practice Guidelines
– Guías de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología
– Practice guidelines from American College of Cardiology
– CCOPGI (Cancer Care Ontario Practice Guidelines Iniciative)
– PDQ. CancerNet
. National Cancer Institute. En español
– CCOPGI (Cancer Care Ontario Practice Guidelines Iniciative)
– PDQ. CancerNet

– PDQ. CancerNet. National Cancer Institute. En español

– American Academy of Neurology Practice Guidelines 

Guías de práctica clínica por enfermedades:

– Insuficiencia cardíaca crónica. Abdallah Al-Mohammad et al, BMJ 2010

– Guía de Práctica Clínica de EPOC elaborada por el Grupo de trabajo en Patología Respiratoria de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (mayo, 2002)

– Standards of Medical Care for Patients With Diabetes Mellitus (Diabetes Care 26:S33-S50, 2003)

– Diabetic Retinopathy (Diabetes Care 26:S99-S102, 2003)

– Treatment of Hypertension in Adults with Diabetes (Diabetes Care 26:S80-S82, 2003)

– Marín León I; Grilo Reina A; Calderón Sandubete E, en nombre del estudio CAMBIE.Guía de práctica clínica basada en la evidencia para manejo de la angina inestable.Sevilla: Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AETSA); 1998.

– Evidence-Based Nutrition Principles and Recommendations for the Treatment and Prevention of Diabetes and Related Complications (Diabetes Care 26:S51-S61, 2003). Enlace proporcionado por María Melero.

– Fibrilación auricular: 

Guidelines of the management of atrial fibrillation 2010. European Society of Cardiology. European Heart Journal. doi:10.1093/eurheartj/ehq278       Resumen
– ACC/AHA/ESC guidelines for the management of patients with atrial fibrillation. A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines and the European Society of Cardiology Committee for Practice Guidelines and Policy Conferences (Committee to Develop Guidelines for the Management of Patients with Atrial Fibrillation).2001
– Vincenza Snow, MD; Kevin B. Weiss, MD, MPH; Michael LeFevre, MD, MSPH;Robert McNamara, MD, MHS; Eric Bass, MD, MPH; Lee A. Green, MD, MPH; Keith Michl, MD;Douglas K. Owens, MD; Jeffrey Susman, MD; Deborah I. Allen, MD; and Christel Mottur-Pilson, PhD the Joint AAFP/ACP Panel on Atrial Fibrillation. Management of newly detected atrial fibrillation: a clinical practice guideline from the American Academy of Family Physicians and the American College of Physicians. Ann Intern Med 2003; 139: 1009-17.
– Jesús Almendral Garrote,  Emilio Marín Huerta,  Olga Medina Moreno,  Rafael Peinado Peinado,  Luisa Pérez Álvarez,  Ricardo Ruiz Granell y  Xavier Viñolas Prat. Guías de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en arritmias cardíacas. Rev Esp Cardiol 2001; 54: 307-367. 
– Guidelines for the Prevention of Intravascular Catheter-Related Infections (MMWR Recommendations and Reports, Volume 51, Number RR-10, 2002). Healthcare Infection Control Practices Advisory Committee (HICPAC) of the Centers for Disease Control and Prevention (CDC) and other professional organizations.

– Guía de Práctica Clínica de Artritis reumatoide. Grupo GUIPCAR, de la Sociedad Española de Reumatología, 2001. Incluida en National Guideline Clearinghouse.

Osteoporosis

Osteoporosis y prevención de fracturas por fragilidad. Ministerio de Sanidad, 2010.

– Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Investigaciones Oseas y Metabolismo Mineral. Osteoporosis postmenopáusica. Guía de Práctica Clínica. Rev Clin Esp 2003; 203 (10): 496-506.

Buscadores de Guías:

– Proyecto Guía Salud (catálogo de GPC para profesionales del SNS español)
– NGC (National Guideline Clearinghouse). Sponsored by the U.S. Agency for Health Care Policy and Research) in partnership with the American Medical Association and the American Association of Health Plans.
– ACP-ASIM Guidelines
– CMA INFOBASE Clinical Practice Guidelines (Canadian Medical Association). 

Instrumentos para diseñar y evaluar Guías de práctica clínica:

– AGREE (Appraisal of Guidelines, Research and Evaluation for Europe) Collaboration

– AGREE II
http://www.cmaj.ca/cgi/content/full/182/10/1045

http://www.cmaj.ca/cgi/content/full/182/10/E472

– Utilizing evidence based outcome measures to develop practice management Guidelines: A Primer. Eastern Association for the Surgery of Trauma (EAST) 2000.

Manual del SNS para la elaboración de Guías de Práctica Clínica

Manual del SNS para la actualización de Guías de Práctica Clínica

– Guerra de Hoyos JA, Rivas Aguayo D, Ruiz-Canela Cáceres J. Instrumentos para el desarrollo y uso de las guías de práctica clínica basadas en la evidencia. Evid Pediatr. 2008; 4: 87

Implementación de Guías de práctica clínica:

Si bien de forma muy variable de unas a otras, las GPC mejoran la práctica clínica (Grimsaw et al, Lancet 1993), el hecho de publicarse no asegura su utilización en la práctica clínica (Feder G et al, BMJ 1999).

Manual Metodológico del SNS para la implementación de Guías de Práctica Clínica .Tiene como objetivo conseguir  que se sigan las recomendaciones de las GPC

Bibliografía

– Jackson R, Feder G. Guidelines for clinical guidelines. BMJ 1998; 317: 427-8.
– Hibble A, Kanka D, Pencheon D, Pooles F. Guidelines in general practice: the new Tower of Babel? BMJ 1999; 317: 862-3.
– Melissa C. Brouwers, Michelle E. Kho, George P. Browman, et al. Development of the AGREE II, part 1: performance, usefulness and areas for improvement. CMAJ 2010; 182 (10). doi:10.1503/cmaj.091714. http://www.cmaj.ca/cgi/content/full/182/10/1045
– Melissa C. Brouwers, Michelle E. Kho, George P. Browman et al. Development of the AGREE II, part 2: assessment of validity of items and tools to support application. CMAJ 2010; 182 (10). doi:10.1503/cmaj.091716. http://www.cmaj.ca/cgi/content/full/182/10/E472

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: