Archive

Posts Tagged ‘medicina interna historia’

Un apunte a la Historia de la Medicina Interna: ni en Alemania ni por Strumpell.

7 de enero de 2013 Deja un comentario

Desde que Bloomfield publicara Origin of the term “Internal Medicine”, JAMA, 1959, se han repetido comentarios parecidos por distintos autores anglosajones (Bean, N Eng J Med, 1982; Goldman, Am J Med, 2001), españoles (Rico, An Med Interna, 2004), hispanoamericanos (Reyes, Revista Médica de Chile, 2006; Murillo, Med Int Mex, 2009) y otros (Echenberg, Rev Med Suisse, 2007). Todos ellos han responsabilizado a la medicina alemana de finales del siglo XIX, y en concreto a Adolf von Strumpell, la creación, como cuerpo de conocimiento, del término Medicina Interna. Así está recogido también en la Wikipedia tanto en su versión en inglés como en castellano y en algunos blogs.

Esta opinión, ampliamente extendida, no se ajusta a la realidad. El término Medicina Interna no comenzó a utilizarse en los países anglosajones a finales del siglo XIX, sino en toda Europa y especialmente en los países mediterráneos, Francia, España, Italia y Portugal, junto con Alemania, desde principios del siglo XVIII. Así, existen citas en 1719 (Historiae Medicinae universalis), 1737 (Lettres sur les disputes que se son elevées antre les medicins et les chirurgiens), 1771 (Discurso que para la renovación de los estudios dixo en el Real Colegio de Cirugía de Cádiz D. Domingo de Castillejos) y muchas otras de ese siglo también de autores italianos y portugueses-

Afortunadamente, algunos autores han introducido algunos elementos diferentes en esta historia, como Rodríguez-Erdman, Arch Intern Med, 1983, que amplía la responsabilidad a autores franceses, y Federspil, Ann Ital Med Int, 1994, que amplía el período de tiempo a todo el siglo XIX, y no solo a su último cuarto.

Tampoco se utilizó por primera vez el término Medicina Interna en el I Congreso de Medicina Interna de Wiesbaden (1882), aunque sí es posible que fuera el primer congreso que se realizó, como tal, sobre la materia.

El tratado de Medicina Interna de Strumpell, 1874 no fue el primero.  De hecho, está más considerado y reconocido como neurólogo que como internista.

Imagen

Previamente se editaron muchos otros a lo largo del siglo XIX, entre los que destacan los siguientes:

De la Medicine Interne appliqué aux maladies chirurgicale, M. Cartier, Lyon, 1807
– 
Cours de Pathologie Interne, G. Andral, Paris, 1836, traducido al castellano en 1842.

Imagen
– Patología Interna, J. Frank, Vilna, 1837. Traducida al castellano en 1841, desde la versión francesa, de 1837, utilizando también la versión latina, que fue la original (Praxeos medicae preacepta universa).

                                                         Imagen

                                                                          Imagen
Tratado completo de Patología Interna, Redactores de la Biblioteca de Medicina y Cirugía, Madrid, 1844.
– 
Resumen general de patología interna y de terapéutica aplicadas, F.L.I.Valleix, 1845.
– Tratado elemental y practico de patología interna, A. Grisolle, 1846.
– Tratado elemental de patología general y semeyología : introducción a la patología interna, A. Hardy y T. Behier, 1846.
– Cours théorique et clinique de pathologie interne et de thérapie médicale, E. Gintrac, 1853.
– Tratado elemental de Medicina Interna, Monneret, 1868.
– Traité de Pathologie Interne, S. Jaccoud, Paris 1869.
Traité de Pathologie Interne et the Therapeutique, Felix von Niemeyer, Paris, 1869

Muchos médicos norteamericanos de finales del siglo XIX y principios del XX, estuvieron influidos por la medicina germánica. Es posible que este hecho haya influido a la hora de interpretar la Historia de nuestra especialidad. El otro factor que sin duda ha contribuido a este error es que las obras no consultadas, como las reseñadas, están escritas en latín y en lenguas romances, que no son habitualmente consultadas en el mundo anglosajón.

Si queremos poner un lugar al inicio de la utilización del término Medicina Interna, debemos escoger la Europa, sobre todo mediterránea, y especialmente Francia, que se expresaba en latín y lenguas romances. Si le queremos poner un tiempo, debemos elegir el siglo XVIII, y, especialmente durante la primera mitad del siglo XIX, pues fue a lo largo de los mismos cuando se fueron fraguando los conocimientos cada vez más científicos de la medicina interna. Y, si finalmente, queremos poner un nombre propio al inicio de la Medicina Interna, desde mi punto de vista, y teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, deberíamos considerar a G. Andral, en el Paris de 1836, y, especialmente a J. Frank, en Vilna en 1837, entre otros.